Páginas

Postcrossing

Contador

free counters

miércoles, 16 de noviembre de 2016

FR0437 - FRANCIA // Monte Saint Michel


Pauline (Postcrossing)

El monte Saint-Michel tiene cerca de 960 metros de circunferencia y una superficie de aproximadamente 97 hectáreas, mientras que el peñasco se eleva a 92 metros de altitud. En tiempo de los galos, el monte Saint-Michel, igual que el peñasco de Tombelaine vecino, se elevaban «en medio del bosque de Scissy, porque en aquella época, la orilla rodeaba Chausey, a más de 48 kilómetros de distancia». Este bosque de Scissy probablemente es un mito y no hay ninguna prueba de su existencia. El nivel del suelo cercano quizás se hundió, engullendo el bosque de Scissy a partir del siglo III; según un manuscrito del siglo XV, la marea de equinoccio de 709 fue particularmente violenta y dio el golpe de gracia al bosque. El monte sufrió luego por las crecidas de los ríos que inundaban la bahía del monte Saint-Michel, sean el Sélune, el Sée y, sobre todo, el Couesnon que, marcando la frontera entre Normandía y Bretaña, se puso repentinamente en el siglo XV a fluir al oeste del monte, haciendo así pasar a este último a Normandía. Todavía esto es una leyenda que divierte a los habitantes fronterizos; actualmente Couesnon no define la frontera entre Normandía y Bretaña, frontera que se sitúa a algunos kilómetros al oeste de Couesnon. Las mareas espectaculares de la bahía (hasta 14,5 metros de altura, dos veces al día) contribuyeron mucho a hacer del monte una fortaleza inexpugnable. Durante siglos únicamente era accesible por vía terrestre en los momentos de marea baja, y por vía marítima cuando la marea era alta. Actualmente se puede acceder a la abadía en todo momento gracias a la carretera que lleva a los pies de la roca. Al filo de los años, la bahía del monte Saint-Michel estuvo sujeta a la polderización por parte de sus propietarios ribereños. La acción más notable en este sentido fue la construcción en 1880 de un dique insumergible por los "Caminos, Canales y Puertos", a pesar de la oposición de autoridades diversas. Este dique precipitó el enarenamiento de la bahía, y convenía demolerlo, con el fin de eliminar la excesiva sedimentación que amenazaba la insularidad del monte y facilitar la acción de las mareas y las corrientes fluviales. Un nuevo proyecto para eliminar los sedimientos que han modificado los flujos marinos en la bahía está en curso para devolver su anterior insularidad al roquedo, los trabajos se iniciaron en 2005 y serán finalizados en 2015,4 entre otras cosas se ha construido una presa para regular las aguas del río Couesnon, nuevos aparcamientos para los visitantes a cierta distancia, la carretera-dique será reemplazada por un puente-pasarela y el turismo accederá a pie o en transporte especial organizado.5