Páginas

Postcrossing

Contador

free counters

domingo, 25 de septiembre de 2016

LV0007 - LETONIA // Monumento de la Libertad


El Monumento a la Libertad se encuentra en Riga, Letonia. Es un monumento construido en honor a los soldados que murieron durante la Guerra de Independencia de Letonia. Se considera un importante símbolo de la libertad, independencia y soberanía de Letonia. Inaugurado en 1935, los 42 m de altura del monumento de granito, travertino y cobre suele servir como punto principal de reuniones públicas y ceremonias oficiales. Las esculturas y bajorrelieves del Monumento a la Libertad, organizados en trece grupos, muestran la cultura e historia de Letonia. El núcleo del monumento está compuesto por formas tetragonales superpuestas unas sobre las otras, que van disminuyendo en tamaño conforme van ascendiendo, completado por una columna de travertino de 19 metros de altura que sostiene la figura de cobre a la Libertad levantando tres estrellas doradas. La idea del monumento surgió por primera vez a principios de los años 1920, cuando el Primer Ministro de Letonia, Zigfrīds Anna Meierovics, ordenó establecer unas normas para celebrar un concurso de diseños para una "columna memorial". Tras varios concursos, el monumento fue finalmente construido a principios de la década de 1930, según el proyecto "¡Brilla como una estrella!" del escultor letón Kārlis Zāle. Las obras de construcción se financiaron mediante donaciones privadas. Durante la Segunda Guerra Mundial la Unión Soviética se anexionó a Letonia y pretendió la demolición del monumento, aunque nunca se llevó a cabo. La escultora soviética Vera Mujina suele ser relacionada con el rescate del monumento, posiblemente porque consideraba que era del más alto valor artístico. Se utilizó propaganda como medio para alterar el significado simbólico del monumento de acuerdo a la ideología soviética. No obstante, para la mayoría de la gente aún continúa siendo un símbolo de la independencia nacional, reuniéndose allí el 14 de junio de 1987 cerca de 5000 personas para conmemorar a las víctimas del régimen soviético y colocar flores. Esta concentración inició el movimiento de independencia nacional, siendo restablecida tres años después la independencia de Letonia.