Páginas

Postcrossing

Contador

free counters

viernes, 3 de junio de 2016

RO0011 - RUMANÍA // Castillos de Peleș, Hunyad y Bran


Alex (Postcrossing)

El Castillo de Valea Peleș es un palacio situado en Sinaia, Rumania, construido entre 1873 y 1914 por el arquitecto Karel Liman. Antiguamente residencia de verano de los reyes, actualmente está siendo usada como museo. Fue construido en la época del rey Carlos I de Rumania y se convirtió en uno de los monumentos más importantes de Europa del siglo XIX. Hasta la construcción del castillo, el rey Carlos I de Rumania y la reina Isabel de Wied estuvieron viviendo en la casa de campo que se llevó a cabo antes del castillo. El castillo Peleș es uno de los más importantes edificios típicos de Rumania, considerado único histórica y artísticamente, también considerado uno de los edificios más importantes de Europa en la segunda mitad del siglo XIX. El Príncipe Carlos, que fue elegido rey de Rumanía en 1866, visitó por primera vez Sinaia en agosto de ese mismo año, quedó maravillado por la belleza que desprende aquel lugar. En aquel entonces Sinaia era un pequeño pueblo de monte denominado Podul Neagului. El rey quiso construir su castillo en un lugar tranquilo y poco habitable y escogió aquel pueblo. En 1872 compró el terreno y la construcción comenzó en 1873 al mando de los arquitectos Johannes Schultz, Carol Benesch y Karel Liman. El castillo tiene gran importancia ya que fue la residencia de verano de los reyes de aquel entonces, solían pasar allí la mitad del año desde mayo hasta noviembre. En este castillo se llevaron a cabo importantes reuniones políticas, como el Consejo de la Corona desde 1914 (cuando se decidió la neutralidad de Rumanía en la Primera Guerra Mundial, que acababa de comenzar) y 1925. Este castillo ha sido anfitrión de muchas personalidades de la época, escritores, músicos, reyes y reinas. La visita más importante fue la del antiguo emperador austrohúngaro Francisco José I de Austria, en 1896. Este quedó impresionado por la belleza y riqueza del castillo. En 1906, con motivo de los 40 años de reinado de Carlos I, se esperaba una importante visita la cual nunca llegó. Tras su inauguración en 1883 el castillo sufrió varias modificaciones. La forma que actualmente conocemos se mantiene desde 1914 año en el cual murió el rey Carlos I. Peleș tuvo una gran importancia para la historia de Rumania, en este castillo nació el futuro rey Carlos II de Rumanía, el primer rey de la dinastía nacido en ese país y el primero en ser bautizado en la religión ortodoxa. En 1921 tiene lugar la boda de la princesa Ileana, una de las hermanas de Carlos II, a la cual asistieron importantes personajes históricos como Nicolae Irga. El castillo será la residencia de la familia real hasta 1948, cuando este es conquistado por los comunistas. En 1953 el castillo se convierte en museo, pero hasta 1990 no es abierto al público. A lo largo de su construcción entre 1875 y 1914 se gastaron más de 16 millones de lei (moneda utilizada en Rumania por aquel entonces y actualmente). Un dato importante es que Nicolae Ceaușescu (antiguo presidente de Rumania) visitó este Castillo. El castillo Peleș se considera el segundo museo más buscado entre los turistas de Rumania. En 2009 pasaron por él más de 300 000 visitantes de todo el mundo.

El Castillo de Hunda es un castillo en el distrito de Hunedoara, de la región de Transilvania, en Rumania. Hasta 1541 perteneció al Reino de Hungría y después al Principado de Transilvania. Después de la Primera Guerra Mundial, Transilvania se unió a Rumania. Hunyadi fue la que detuvo a los turcos en Belgrado, en su invasión a Europa a través de los Balcanes después de la conquista de Constantinopla en 1456. Por decisión del Vaticano aún hoy redoblan las campanas de las iglesias católicas al mediodía, en honor a esta victoria. Se cree que es el lugar en el que Vlad III de Valaquia estuvo preso durante 7 años después de haber sido depuesto en 1462. El castillo es una reliquia de la dinastía Hunyadi. En el siglo XV, el castillo fue entregado a Juan Hunyadi por parte de Segismundo, rey de Hungría y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. El castillo fue restaurado entre 1446-53 por Juan Hunyadi. Está construido en un estilo gótico, pero también posee elementos barrocos y renacentistas. Destacan sus fuertes torres defensivas y su jardín central. Fue construido sobre las ruinas de una antigua fortificación, en el río Zlasti. El castillo es de dimensiones considerables, con altas cubiertas de colores y elementos adornados con piedra labrada.

El castillo de Bran es una fortaleza medieval localizada en la actual Rumania, que goza de gran atractivo turístico por su relación con la novela de Bram Stoker El conde Drácula. Situado cerca de Braşov en Transilvania, es un monumento nacional y uno de los puntos clave del turismo rumano. Su valor estriba en su antigüedad y arquitectura, no en su vínculo con el personaje del conde Drácula, que es ficticio. Por otra parte se sostiene que Vlad III Drăculea, el personaje histórico real en el que se inspiró Stoker, jamás estuvo en este castillo, pues su verdadera fortaleza fue el Castillo de Poenari, hoy parcialmente en ruinas. En su lugar fue construida una fortaleza por caballeros de la Orden Teutónica alrededor de 1212, cuando fueron recibidos en el Reino de Hungría, después de ser derrotados por los sarracenos en Tierra Santa y regresaron de Palestina a Europa. La fortaleza está emplazada en la frontera entre Transilvania y Valaquia y su arquitectura es única. Si bien esa pequeña fortaleza fue arrasada con el paso del tiempo y recibió las arremetidas de las hordas tártaras en 1241, la estructura actual fue erguida por órdenes del rey Luis I de Hungría en el 1377, para cumplir una función comercial y defensiva contra el voivoda de Valaquia. Este castillo es famoso por la creencia de que había sido el hogar del Vlad Draculea (Vlad el Empalador) en el siglo XV. Sin embargo, no hay evidencias de que el Vlad viviera allí en persona y, según la mayoría de versiones, el Empalador pasó sólo dos días en el castillo, encerrado en una mazmorra, cuando la región estaba ocupada por el Imperio otomano. Luego de terminada la Primera Guerra Mundial, en 1920, se firmó el Tratado de Trianon, donde la región de Transilvania fue cedida al Reino de Rumania, y con esto, el castillo de Bran pasó a pertenecer a la administración rumana. El castillo está abierto para los turistas, quienes pueden ver el interior solos o una parte de él con tour guiado. En el exterior del castillo hay ejemplos de tradicionales casas rumanas.