Páginas

Postcrossing

Contador

free counters

jueves, 3 de marzo de 2016

NL0097 - PAÍSES BAJOS // Tomás el gafe


Anne Marie (Postcrossing)

Tomas el Gafe (Gaston Lagaffe en francés original) es una serie de historietas creada en 1957 por el dibujante belga André Franquin, también creador de Marsupilami, Modeste et Pompon y dibujante de Spirou y Fantasio. Es comúnmente conocido como Gaston. Gaston es un aprendiz de oficinista en el Periódico de Spirou (la revista real donde la tira cómica apareció) que vive sumergido en un mar de confusión constantemente. La tira generalmente se enfoca en la tarea de intentar evitar realizar cualquier trabajo y en su lugar echar la siesta o desarrollar todo tipo de aficiones, mientras los demás se vuelven locos por cumplir las fechas de compromiso. Inicialmente Tomás era un irritante simplón, pero poco a poco desarrolló una personalidad genial con un gran sentido del humor. No obstante, el sentido común normalmente le esquiva, y tiene una habilidad sobrenatural para provocar todo tipo de desastres ("el gafe") a los cuales siempre reacciona con su letanía ("Pero que diablos ...!"). Su trabajo incluye responder las preguntas de los lectores enviadas por correo; el constante aumento de la pila de cartas sin responder y los intentos de Fantasio por intentar que trabaje son los temas más recurridos en la historieta. La edad de Tomás es un misterio - el mismo Franquin confesó que ni la sabía ni nunca tuvo interés en que se supiera. A pesar de que Tomás tiene un trabajo, un coche y una casa, a menudo actúa como un adolescente. Invariablemente va vestido con un polo verde y vaqueros. Se dice que su apariencia estaba basada originalmente en Yvan Delporte, editor de la Revista de Spirou en aquel momento. También, en las primeras historietas Tomás era un fumador empedernido, pero ese hábito fue dejado poco a poco. Tomás alterna estados de extrema pereza, en los que es imposible que se mantenga despierto, e hiperactividad, cuando crea máquinas y artilugios o juega con el mobiliario de la oficina. A través de los años, experimentó con la cocina, música, decoración, química y muchas otras aficiones, todas con catastróficos resultados. Al igual que Peter Pan, rechaza hacerse mayor y hacerse cargo de sus responsabilidades, lo que aumenta consecuentemente el agobio de sus compañeros de trabajo.